Sostenible y social

Surgida de las convicciones más profundas de los monjes.

Emprender con responsabilidad social

Los monjes respetan todo lo que Dios nos ha dado —el ser humano y la naturaleza— desde sus convicciones más profundas, no porque esté de moda. Los monjes actúan así desde hace siglos y nosotros continuamos su tradición. La responsabilidad social corporativa forma parte de la esencia de La Trappe.

En todos los niveles de la organización, los empleados están convencidos del valor y la fuerza del ser humano y la naturaleza. Respetando a ambos e innovando, hacen su aportación a un mundo mejor y más sano, tanto para la generación actual como para las generaciones venideras.

Uganda

Dado que La Trappe es oficialmente una cerveza trapense, una parte de los ingresos se destina a obras sociales. La Trappe ofrece su ayuda a una región muy pobre de Uganda. En dicha región se ha fundado un monasterio trapense. Los hermanos de este monasterio están especializados sobre todo en la agricultura y la ganadería. De esta forma ayudan a la población local a salir adelante y desarrollar su economía. El dinero que recaudan en este momento los monjes se destina a renovar dos escuelas locales y abastecerlas de agua limpia y potable.

Integración social a través del trabajo

La fábrica de cerveza de Koningshoeven desea hacer una aportación activa a una sociedad sostenible y abierta a todo el mundo. Por eso colaboramos, entre otros, con la gente de Prins Heerlijk y el grupo Diamant: personas con problemas de aprendizaje o alguna discapacidad mental. Nosotros les ofrecemos una oportunidad. Se encargan, por ejemplo, de las tareas del jardín o el embalaje de productos y trabajan en el restaurante, en labores domésticas o en la tienda de la abadía.

Cebada del entorno

En la medida de lo posible, utilizamos materias primas de nuestro entorno o las compramos directamente al productor. Una parte de la cebada que utilizamos para nuestras cervezas procede de la región. De esta forma ahorramos en transporte y podemos controlar mejor la calidad del producto. Además, nuestra fábrica considera muy importante tener contacto con los agricultores.

Productos verdes

La Trappe produce cervezas naturales con respeto para el ser humano y el medio ambiente. Nuestras cervezas se elaboran exclusivamente con productos naturales y reutilizamos nuestros residuos y desechos. Los monjes, por ejemplo, reutilizan los posos que deja la cerveza en el proceso de producción, un producto rico en fibra con el que hacen pan en su propio horno. No en vano, nuestra cerveza trapense ecológica PUUR cuenta con el certificado SKAL.