Fábrica de cerveza de Koningshoeven

Fábrica de cerveza de Koningshoeven

La cerveza trapense La Trappe se fabrica desde 1884 en la fábrica de cerveza de Koningshoeven, que se encuentra en el terreno de la abadía cisterciense de Onze Lieve Vrouw van Koningshoeven.

Para entender el origen del nombre de la fábrica de cerveza Bierbrouwerij de Koningshoeven es necesario retroceder hasta el año 1881.

En la localidad brabantina de Berkel-Enschot, los monjes trapenses franceses encontraron un lugar de retiro. Se trataba de un simple prado con unas cuantas casas de labranza y un redil para ovejas. El conjunto de casas recibió el nombre de Koningshoeven (que en holandés significa “las granjas del rey”) en honor a su anterior propietario, el rey Guillermo II.

Los monjes trapenses necesitaban una fuente de ingresos para cubrir sus necesidades básicas y cumplir su compromiso de vivir dedicados a la caridad. Por eso decidieron empezar a producir cerveza. Hasta el día de hoy, entre los muros de esta abadía se siguen elaborando cervezas según las normas de los monjes trapenses.

La fábrica de cerveza Bierbrouwerij De Koningshoeven es una de las pocas fábricas de cerveza trapense del mundo que puede utilizar el logotipo “Authentic Trappist Product” (producto trapense auténtico). La mejor garantía de autenticidad, fórmula, tradición y calidad. La cerveza solo es trapense cuando se fabrica en el interior de una abadía trapense, su producción es controlada por los monjes y una parte de los beneficios se destina a buenas causas.